En este momento estás viendo Sistemas biométricos de reconocimiento facial.

Sistemas biométricos de reconocimiento facial.

Sistemas biométricos de reconocimiento facial han realizado grandes avances y ya  es posible reconocer a una persona aunque ésta lleve gafas, bigote, peluca etc. E incluso detecta la temperatura corporal. 

Cada individuo, posee una información biológica que lo diferencia de los demás y lo hace único. Un dispositivo biométrico, lector o terminal, de identificación biométrica verifica automáticamente la identidad de la persona mediante la medición de alguna de sus características físicas.

Tradicionalmente diversos medios tecnológicos se han utilizado para la identificación de personas, como lo es el uso de tarjetas de proximidad, carnets con códigos de barras, cédulas de ciudadanía y biometría dactilar.

Sin embargo en la actualidad la identificación biométrica facial está adquiriendo especial relevancia y un renovado auge. Por ello queremos compartirte las 5 principales ventajas por las que cientos de empresas ya han comenzado a implementar esta herramienta en sus Control de Accesos.

Sistemas biométricos de reconocimiento facial.

Los sistemas biométricos de reconocimiento facial se basan en una cámara que recoge puntos característicos del rostro de una persona.  Como pueden ser las distancias entre ojos, distancia con nariz y labios.

Higiene:  El reconocimiento facial utiliza una cámara que captura las características particulares del rostro de las personas, lo que evita que los usuarios de la tecnología tengan cualquier tipo de contacto físico con la máquina, o entre ellos.

Lectura de temperatura corporal: El reconocimiento facial se puede combinar con la tecnología de medición de la temperatura del rostro por medio de luz infrarroja, funcionalidad útil para generar alertas sobre individuos y evitar que se vea comprometida la salud del grupo en el lugar de trabajo, o en sitios de acceso masivo.

Reduce significativamente las probabilidades de suplantación: La tecnología de biometría facial captura la imagen del rostro y a partir de ella identifica una gran cantidad de referencias que hacen el rostro único, llamadas puntos nodales.

Se extraen puntos nodales del ancho de la nariz, de la forma de las mejillas, del largo de la barbilla y de la profundidad de las cuencas de los ojos. La medición de los puntos nodales genera una serie de códigos numéricos que representan el rostro en una base de datos. Al momento de realizar una autenticación, el sistema de reconocimiento facial compara los códigos guardados en la base de datos con aquellos del individuo que se está autenticando. Con base en la comparación se genera un match con un margen de seguridad de hasta el 99.9%.

Eficiente: Los tiempos de captura y procesamiento de datos que emplea la tecnología de reconocimiento facial para realizar una autenticación exitosa son equiparables e incluso menores a los de otras tecnologías biométricas. Aún más, el hecho de que el rostro normalmente no sufra el desgaste o deterioro que pueden sufrir las huellas dactilares, disminuye la probabilidad de que un individuo sea erróneamente rechazado por el sistema biométrico

El índice de fiabilidad de los dispositivos es mejor: Gracias a que no hay un proceso mecánico, no se requiere de contacto físico con las personas a ser autenticadas, los dispositivos no son propensos a sufrir desgaste, ni corren el riesgo de ser manipulados, averiados o vandalizados.

Cambia biométricos sin soporte, por una eficiencia auténtica, integral y sostenible.

 

Deja tu comentario

Deja un comentario